Emprendedores. Instituto de Emprendimiento Avanzado

21 enero, 2019 |

¿Qué diferencias hay entre un emprendedor y una start up?

Diferencias start up y emprendedor

En España, el número de start ups crece a buen ritmo: el año pasado cerró con 3 258 empresas start ups, lo que representó un incremento del 20 % respecto al periodo anterior, según el informe Startup Ecosystem Overview.

Sin embargo, el 18,3 % de esas start ups corresponden a plataformas sociales, el 14,7 % a servicios de comercio electrónico y el 6,7 % a medios de comunicación, lo cual indica que no proponen ideas disruptivas ni tienen un modelo de negocio innovador, por lo que se trata más bien de iniciativas emprendedoras. Conocer la diferencia entre ambos conceptos es esencial a la hora de emprender para encauzar adecuadamente el proyecto.

¿Qué es un emprendedor?

El emprendedor es aquel que tiene una idea de negocio y la desarrolla para obtener una rentabilidad, por lo que se trata de una persona capaz de generar proyectos y ponerlos en marcha con cierta autonomía. Emprender implica ser capaz de analizar e interpretar los datos del mercado para detectar necesidades insatisfechas y nichos descuidados que permitan crear un negocio rentable que aporte valor.

¿Qué es una start up?

La start up es una empresa emergente, que normalmente tiene una base tecnológica, con grandes posibilidades de crecimiento puesto que parte de una idea innovadora y tiene la capacidad para escalar su negocio de forma ágil y rápida. Facebook y Amazon son dos ejemplos de empresas start ups que se han convertido en gigantes tecnológicos.

¿Cuáles son las diferencias entre un emprendedor y una start up?

Muchas start ups están impulsadas por emprendedores, pero todos los emprendedores no crean start ups. Un emprendedor puede abrir una actividad tradicional que siga un modelo de negocio consolidado, aunque sea en el sector tecnológico. Comprender las diferencias entre el emprendimiento y una start up te permitirá encuadrar mejor tu idea de negocio y planificar los pasos necesarios para que despegue.

1.     Enfoque de negocio

Usualmente los emprendedores detectan una oportunidad de mercado y se centran en desarrollarla para montar un negocio rentable. Uno de sus objetivos esenciales es rentabilizar la inversión inicial a corto o medio plazo.

La start up, al contrario, está más centrada en la innovación. Sus creadores no buscan un beneficio económico a corto plazo, sino que quieren desarrollar un modelo de negocio disruptivo en el sector donde operan basándose en la innovación tecnológica. Es exactamente lo que han hecho empresas como Uber, Airbnb y Spotify.

De hecho, actualmente muchas empresas start ups españolas están recibiendo importantes rondas de financiación, pero según el informe de Deloitte, solo una de ellas se encuentra entre las 500 empresas de base tecnológica que han aumentado el volumen de facturación.

2.     Escalabilidad

El modelo de negocio de una start up no solo debe ser disruptivo sino también escalable. Eso significa que cuando una empresa start up logra despegar, debe generar ingresos más rápido que su estructura de costes.

La start up debe ser capaz de incrementar su producción o ventas sin que ello represente un aumento proporcional en los gastos, de manera que el margen de beneficios crezca exponencialmente. En comparación con una empresa tradicional, la start up se caracteriza por tener costes reducidos respecto a las ganancias que genera.

3.     Alcance global

Aunque todo emprendedor puede internacionalizar su empresa cuando esta ha alcanzado el grado de madurez suficiente para conquistar nuevos mercados, la start up nace con vocación global. Debido a su base tecnológica, su principal objetivo desde que surge es internacionalizarse.

No es casualidad que el Estudio Startups e Internacionalización revelara que el 82 % de las start ups apenas han tardado entre uno y dos años en comenzar el proceso de internacionalización y tan solo el 18 % espera más de tres años antes de dar ese paso.

Si estás pensando en emprender pero no tienes claro qué modelo de negocio seguir, puedes cursar nuestro MBA para el emprendimiento. Adquirirás todas las herramientas, conocimientos y competencias de negocios necesarias para llevar adelante tu proyecto con éxito.

Aprender a delegar

Aprender a delegar: Asignatura pendiente de emprendedores

La flexibilidad que implica dirigir un proyecto propio es una de las principales razones por la que los españoles deciden...

Ética emrpesarial

Ética empresarial, ¿cómo es tu empresa?

“La ética es la actividad del hombre dirigida a garantizar la perfección interna de su propia personalidad”, dijo el filósofo...

Dropshipping

Dropshipping: La manera fácil de emprender

Si estás pensando en montar un negocio, el modelo de dropshipping es una de las vías más sencillas para emprender....

Te informamos