Emprendedores. Instituto de Emprendimiento Avanzado

25 marzo, 2019

Cinco problemas del emprendimiento: ¿Cómo hacerles frente?

problemas del emprendimiento

Las historias inspiradoras de éxito empresarial han rodeado el emprendimiento de un halo idílico que puede transmitir una imagen distorsionada de esta actividad. La realidad es menos idílica: el 80 % de las pequeñas empresas fracasa antes de cumplir los cinco años, según un informe del Ayuntamiento de Barcelona. La buena noticia es que, si conoces de antemano los principales problemas del emprendimiento, podrás prepararte para afrontarlos y lograr que tu negocio tenga éxito.

¿Cuáles son los problemas más comunes al emprender?

  1. Encontrar clientes. Un error común de los emprendedores novatos consiste en pensar que para montar un negocio rentable basta con tener una buena idea. Sin embargo, un producto innovador o un buen servicio no siempre garantiza que la empresa tenga éxito. No cabe dudas de que la originalidad y la calidad son importantes, pero también es necesario encontrar un segmento de consumidores dispuesto a pagar por esa idea porque sin clientes no hay empresa.
  2. Gestión del flujo de caja. Los errores de planificación en el flujo de efectivo salen caros y son una de las principales razones del fracaso de las pequeñas empresas. Hay que tener en cuenta que en España las empresas que pagan puntualmente han disminuido al 46,60 % y que el periodo medio de pago es de 88,16 días, según Informa. Los retrasos en el cobro de las facturas y los impagos pueden poner contra las cuerdas a un negocio, convirtiéndose en uno de los principales problemas del emprendimiento.
  3. Tiempo libre. Muchos emprendedores crean su propio negocio con la ilusión de tener más tiempo para sí mismos y conciliar mejor la vida profesional y privada. Generalmente no es así. El Barómetro de emprendimiento de éxito en España reveló que el 72 % de los emprendedores consideran que su actividad ha reducido significativamente su tiempo libre. Con su negocio afrontan una carga de trabajo mayor y disponen de menos tiempo libre para dedicar al ocio, su familia y amigos.
  4. Nivel de competencia. Algunas ideas de negocio triunfan porque son geniales e innovadoras, pero a menos que se cuente con el capital necesario para impulsarlas a gran escala, es probable que la competencia mueva ficha rápidamente y desarrolle un producto o un servicio mejor. Hay que tener en cuenta que las grandes empresas consolidadas cuentan con una estrategia de prevención de riesgos que prevé esas irrupciones, por lo que reaccionan ante cualquier intento de arrebatarles su cuota de mercado.
  5. Posicionarse en Internet. La mayoría de las empresas quieren tener presencia en Internet porque han comprendido que se trata de una excelente plataforma para ampliar su target. Sin embargo, tener un sitio web o una tienda online no es garantía de éxito. La competencia en Internet es muy alta y, a menos que realices una inversión estratégica, será casi imposible aparecer en los primeros resultados de búsqueda.

¿Cómo afrontar estos problemas?

  1. Diseña una buena estrategia de marketing. Para encontrar clientes necesitas partir de una adecuada segmentación del mercado que te brinde el perfil de las personas que podrían estar interesadas en tus productos o servicios. En base a ese perfil tendrás que crear una estrategia de comunicación a través de la cual aportes valor y logres diferenciar tu marca de la competencia, de manera que sean los propios clientes quienes te busquen, es lo que se conoce como inbound marketing.
  2. Planifica los gastos e ingresos. Para gestionar adecuadamente el flujo de caja necesitas planificar los gastos e ingresos que tendrá tu negocio. También debes asegurarte de tener un buen colchón financiero con el cual cubrir los imprevistos y, entre las estrategias para emprender que te plantees, valorar opciones como el factoring o los seguros de protección de pagos. En caso de impago, es importante reaccionar rápidamente recurriendo a empresas especializadas en su gestión.
  3. Aprende a delegar. Si contratas a buenos profesionales, podrás delegar algunas de las tareas de la empresa, de manera que tengas más tiempo para enfocarte en aquellas actividades que realmente harán crecer tu negocio y puedas conciliar mejor tu vida profesional y personal.
  4. Encuentra un nicho de mercado desatendido. Para empezar un nuevo negocio, lo ideal es encontrar un nicho de mercado desatendido donde la competencia sea baja. Hallar tu propuesta de valor te permitirá diferenciarte de la competencia para que no caigas en una guerra de precios.
  5. Perfila una estrategia SEO y SEM. Para tener presencia en Internet, además de desarrollar una estrategia de redes sociales, necesitas contar con los servicios de expertos en SEO y SEM. Así podrás posicionar tu sitio web para las palabras clave que te interesan y poner en marcha anuncios que conviertan bien.

Si estás pensando en iniciar tu propio negocio y quieres evitar los principales problemas del emprendimiento, será mejor que curses nuestro Máster en Emprendimiento. Podrás adquirir las herramientas prácticas que necesitas para sacar adelante tu empresa con éxito.

1.ª Sesión del Seminario: Derecho de la Competencia para Empresarios

El día 7 de Junio de 2019, tuvo lugar la 1.ª Sesión del Seminario: Derecho de la Competencia para Empresarios...

Workshop: “ECOSISTEMA ESCENA”

El Miércoles día 29 de mayo de 2019 acogimos en nuestras instalaciones el Workshop: “ECOSISTEMA ESCENA”. Presentación del club de...

Te informamos