Emprendedores. Instituto de Emprendimiento Avanzado

emprendedores |  |  IE Avanzado
6 septiembre, 2018 |

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa para los emprendedores?

Responsabilidad Social Corporativa para emprendedores

La idea de la responsabilidad social empresarial no es nueva, sus orígenes se remontan al siglo XIX, cuando en Estados Unidos ya se podía invalidar la licencia de operación de una empresa si esta actuaba de manera irresponsable. En las últimas cinco décadas este concepto ha ganado un papel protagónico extendiéndose al cuidado y la protección del medio ambiente, las condiciones laborales de los trabajadores y el apoyo a las causas humanitarias y las comunidades.

La conciencia de los consumidores también ha ido creciendo. Según este estudio, el 87 % de los consumidores comprarían un producto porque la empresa que los fabrica apoya una causa con las que ellos están comprometidos pero el 76 % no lo compraría si esa empresa respaldara una causa contraria a sus creencias. Por tanto, hoy es prácticamente imposible imaginar una empresa que opere al margen de la responsabilidad social corporativa.

¿Qué es la responsabilidad social empresarial?

La responsabilidad social corporativa (RSC) no implica únicamente cumplir con las leyes y las normas sino que va un paso más allá para contribuir de manera activa y voluntaria al mejoramiento de la esfera social, ambiental y/o económica, generalmente en el entorno donde desarrolla su actividad.

Se trata de hacer negocios de manera ética, respetando la ley y, sobre todo, contribuyendo a un desarrollo sostenible. Una empresa socialmente responsable debe comenzar asumiendo sus responsabilidades internas, con sus trabajadores y colaboradores, para luego extender esa visión a la comunidad o al resto de la sociedad.

¿Cuáles son los objetivos de la responsabilidad social corporativa?

Exigir que una empresa asuma su RSC no implica que se convertirá en una organización de beneficencia, el objetivo principal del negocio sigue siendo la rentabilidad, pero minimizando el impacto negativo de sus operaciones y maximizando su sostenibilidad a largo plazo.

La responsabilidad social corporativa busca un impacto positivo en aquellas actividades o esferas relacionadas de manera directa o indirecta con la empresa. El objetivo es ser competitivo aportando valor a la comunidad o a la sociedad, un enfoque que beneficia a todos y que comparten cada vez más empresas.

Un estudio realizado en la Universidad de Lund desveló que las empresas ya no desempeñan un papel reactivo, limitándose a atajar los problemas de imagen cuando surgen, sino que están incluyendo en su ADN la responsabilidad social empresarial.

¿Cuáles son las ventajas de la RSC para las empresas?

La RSC debe sistematizarse e integrarse en el plan de negocios de la empresa, de manera que impregne a toda la organización, desde sus líderes hasta el último empleado. Es una nueva manera de trabajar que reporta múltiples beneficios a nivel empresarial.

Añade valor a la empresa.

Desde los años 1990 en Europa se comenzó a utilizar el concepto de responsabilidad social corporativa y hoy países como Francia exigen que las empresas informen sobre sus acciones sociales. La SCR representa un valor añadido para cualquier negocio, contribuyendo a reforzar su imagen de marca y brindando una ventaja competitiva sobre otras empresas que no están tan comprometidas. De hecho, cada vez más consumidores, clientes y proveedores están sensibilizados con este tema, por lo que muchos no están dispuestos a establecer relaciones con empresas que no sean socialmente responsables.

Disminución de los costes.

La responsabilidad social corporativa puede contribuir a una disminución de los costes de diferentes maneras. Apostar por el uso de energías limpias, por ejemplo, se revertirá en un ahorro en las facturas energéticas. Puedes emprender muchísimas acciones para minimizar la huella ecológica de tu negocio y ahorrar, desde sustituir la mayor cantidad de papel posible por soportes digitales hasta renovar las maquinarias por otras más eficientes, usar una flota eléctrica o cambiar las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo.

Aumento de la productividad y retención del talento.

La responsabilidad social corporativa es un factor esencial para generar un buen clima laboral, lo cual mejora los resultados de los trabajadores y contribuye a retener el talento. Las políticas socialmente responsables aplicadas al interno de la empresa dirigidas a facilitar la conciliación y la flexibilidad laboral no solo pueden incrementar la productividad hasta en un 17 % y reducir el absentismo en un 30 % sino que también atraen de manera natural el talento, según un informe de Workmeter.

 

Fuentes de financiación de una empresa

Principales fuentes de financiación de una empresa

La liquidez es el oxígeno de la empresa. Cuando escasea el dinero y no se tiene acceso a fuentes de...

Capital mínimo de Sociedad Limitada

¿Cuál es el capital mínimo de una Sociedad Limitada?

Las sociedades limitadas son la forma jurídica más común con la que se constituyen las empresas en España. En 2017,...

Máster en Finanzas para Emprendedores

¿Por qué estudiar un Máster en finanzas si estás decidido a emprender?

En España cada vez más personas se animan a emprender. La tasa de actividad emprendedora en el país creció un...

Te informamos