Emprendedores. Instituto de Emprendimiento Avanzado

emprendedores |  |  IE Avanzado
18 octubre, 2018 |

¿Qué es una Sociedad Limitada y cuáles son sus características?

Sociedades Limitadas

Si estás pensando en emprender un negocio en solitario, una de las primeras decisiones que tendrás que tomar se refiere a la forma jurídica bajo la cual trabajarás. La Sociedad de Responsabilidad Limitada es una de las formas preferidas. En 2017 se crearon 94 382 sociedades mercantiles en España, de las cuales 93 924 eran sociedades limitadas, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

¿Qué es una Sociedad Limitada?

La Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL), como también se denomina a lo que comúnmente llamamos Sociedad Limitada (SL), es un tipo de sociedad en la que el capital se divide en participaciones sociales, según las aportaciones que realicen los socios, quienes no responden personalmente por las deudas contraídas por la empresa. Este tipo de sociedad suele ser apropiada para las pequeñas y medianas empresas que tienen pocos socios en las que no es necesario contar con un gran capital inicial.

¿Cuáles son las características de una Sociedad de Responsabilidad Limitada?

Todos los detalles sobre la constitución y funcionamiento de la Sociedad Limitada están recogidos en la Ley de Sociedades de Capital.

  • Denominación Social.

    La Sociedad Limitada debe tener un nombre que no se haya registrado, seguido de la abreviatura S.R.L., S.L. o S.L.U o S.R.L.U, estos dos últimos se refieren a las sociedades limitadas unipersonales.

  • Constitución.

    Los trámites burocráticos para constituir una Sociedad Limitada suelen ser más sencillos, representando unos costes más contenidos y asequibles. No obstante, se debe constituir ante notario, mediante escritura pública y estatutos que luego se deben presentar en el Registro Mercantil. Es necesario aclarar las aportaciones que realiza cada socio y el porcentaje de capital que le corresponde.

  • Número de socios.

    En la Sociedad de Responsabilidad Limitada no existe un límite máximo de socios, que pueden ser personas físicas o jurídicas, socios capitalistas o trabajadores. Incluso la puede constituir una sola persona, en cuyo caso sería una S.L.U.

  • Responsabilidad de los socios.

    En la Sociedad Limitada la responsabilidad se reparte entre los socios, pero se limita al capital aportado, de manera que no responden ante los acreedores con su patrimonio personal sino tan solo con los bienes a nombre de la sociedad.

  • Capital social.

    Para constituir una Sociedad Limitada el capital mínimo es de 3 000 euros, los cuales se deben ingresar en la cuenta de la empresa en el momento de su constitución si se trata de una aportación económica, aunque también se puede aportar una parte en especie, siempre que todos los socios estén de acuerdo en la valoración de los bienes.

  • División del capital social.

    El capital social de una Sociedad de Responsabilidad Limitada se divide en participaciones sociales, pero su transmisión encierra algunas limitaciones legales ya que los socios siempre tienen derecho preferente ante terceros, lo cual puede representar un obstáculo para el crecimiento empresarial si el objetivo es captar a un gran número de inversores.

  • Administración y gestión.

    En los estatutos de constitución de las Sociedades Limitadas se debe aclarar si habrá un administrador único, administradores solidarios, mancomunados o un consejo de administración. A diferencia de las Sociedades Anónimas, el administrador de una S.L. puede mantener su puesto indefinidamente. Los administradores se encargan de la gestión empresarial, aunque las decisiones más importantes se suelen tomar en la junta general de socios.

  • Obligaciones fiscales y en la Seguridad Social.

    Las Sociedades Limitadas deben tributar por el Impuesto de Sociedades y el IVA. En el caso de los administradores y socios con control de la sociedad, deben tributar en régimen de autónomos, mientras que el resto de los trabajadores estarán bajo el régimen general.

En resumen, constituir una Sociedad Limitada es mucho más fácil y su gestión es más sencilla que una Sociedad Anónima, por lo que es una buena alternativa para las pequeñas empresas que quieren brindar una imagen más profesional y tener acceso a mejores líneas de crédito y a proyectos más importantes.

Fuentes de financiación de una empresa

Principales fuentes de financiación de una empresa

La liquidez es el oxígeno de la empresa. Cuando escasea el dinero y no se tiene acceso a fuentes de...

Capital mínimo de Sociedad Limitada

¿Cuál es el capital mínimo de una Sociedad Limitada?

Las sociedades limitadas son la forma jurídica más común con la que se constituyen las empresas en España. En 2017,...

Máster en Finanzas para Emprendedores

¿Por qué estudiar un Máster en finanzas si estás decidido a emprender?

En España cada vez más personas se animan a emprender. La tasa de actividad emprendedora en el país creció un...

Te informamos