Formación. Instituto de Emprendimiento Avanzado

formacion |  |  IE Avanzado
23 agosto, 2018 |

¿Cómo dirigir una empresa o negocio con éxito?

Cómo dirigir una empresa con éxito

Aproximadamente el 60 % de las startups fracasan, según Forbes. Las causas que pueden condenar a una empresa al fracaso son muchas, desde una crisis económica y los cambios drásticos del mercado hasta los impagos de las facturas. Aunque no puedes controlar todos los factores, saber cómo dirigir una empresa minimizará las probabilidades de que tu negocio naufrague puesto que el éxito de un proyecto depende en gran medida de tu capacidad para proyectarte al futuro y de la manera en que afrontas los problemas.

Cómo dirigir y administrar una empresa

Haz un plan de negocios.

Muchas buenas ideas han fracasado porque no han encontrado un hueco en el mercado. Diseñar un plan de negocios antes de poner en marcha tu proyecto es la mejor manera para evitar un desastre económico. El plan de negocios no solo se convertirá en la carta de presentación de tu proyecto para encontrar posibles inversores, sino que también te permitirá valorar la viabilidad de tu idea, perfilar a tu buyer persona y realizar un estudio de mercado que revele nichos desatendidos o te ayude a formarte una idea sobre los costes y beneficios que tendrás cuando pongas en marcha la actividad.

Clarifica y transmite tus objetivos de negocio.

Dirigir una empresa sin tener los objetivos claros es como capitanear un barco sin saber en qué puerto atracar. Conocer la dirección en la que se moverá tu negocio es básico para diseñar tu plan de acción y aprovechar las buenas oportunidades cuando se presenten. También es vital que seas capaz de transmitir esa visión a tu equipo y le contagies tu entusiasmo y motivación, de manera que toda la organización mire en la misma dirección.

Gestiona inteligentemente tu tiempo y aprende a delegar.

Administrar una empresa no es una carrera de velocidad sino de resistencia, por lo que necesitarás concentrarte en las actividades que realmente aportan valor a tu negocio. No puedes encargarte de todos y cada uno de los detalles. Si quieres hacer crecer tu negocio, tendrás que rodearte de un buen equipo y delegar. Eso significa que también debes aprender a liderar grupos de trabajo, de manera que saques a relucir lo mejor de cada uno, generes un buen ambiente laboral y mantengas un flujo de trabajo eficiente.

Establece un canal de comunicación efectivo.

Mantener un canal de comunicación fluido con los empleados es esencial para la eficiencia de una empresa, sobre todo a medida que crece. Como líder, debes estar pendiente de todas las áreas de tu negocio y mantener un canal abierto para que todos puedan plantearte sus inquietudes e ideas. Un flujo constante de información facilitará la colaboración entre las diferentes áreas de la empresa, mejorará el ambiente organizacional y favorecerá el crecimiento mutuo. Puedes apoyarte en plataformas como SharePoint, que facilitan la comunicación laboral y la gestión de proyectos.

Diseña una estructura acorde al tamaño de tu empresa.

Al inicio, cuando la empresa aún es pequeña, suele tener una estructura horizontal y las tareas se dividen entre los socios pero a medida que el negocio crezca tendrás que ir delimitando diferentes áreas con funciones relativamente independientes. Diseñar la estructura adecuada al tamaño y la actividad de la empresa aporta organización, evita el solapamiento de funciones y optimiza los recursos humanos.

Mantén las finanzas bajo control.

Para administrar una empresa y lograr que tenga éxito es fundamental partir de una buena planificación financiera, lo cual supone una cuidadosa gestión del efectivo y un uso inteligente de la financiación. Recuerda que el flujo y la gestión del efectivo difiere en un negocio que recupera dinero de manera continua de otro donde se trabaja en base al envío de facturas. Por tanto, revisa el balance de costes y beneficios de tu empresa y asegúrate de contar con la liquidez suficiente. Así podrás garantizar tanto la supervivencia como el crecimiento de tu proyecto.

Recluta y retén el talento.

Los recursos humanos son el corazón de la empresa, por lo que no solo debes asegurarte de reclutar a personas que puedan aportar valor a tu organización sino que también debes poner en marcha estrategias para retener ese talento. Dirigir una empresa no consiste en añadir empleados sino en incorporar personas valiosas que puedan aportar una visión única y tengan potencialidades para convertirse en líderes en su sector. Al respecto, el empresario Russell Simmons dijo: “He sido afortunado, he encontrado a gente más inteligente que yo, y ellos me han ayudado a ejecutar mi visión”.

Fuentes de financiación de una empresa

Principales fuentes de financiación de una empresa

La liquidez es el oxígeno de la empresa. Cuando escasea el dinero y no se tiene acceso a fuentes de...

Capital mínimo de Sociedad Limitada

¿Cuál es el capital mínimo de una Sociedad Limitada?

Las sociedades limitadas son la forma jurídica más común con la que se constituyen las empresas en España. En 2017,...

Máster en Finanzas para Emprendedores

¿Por qué estudiar un Máster en finanzas si estás decidido a emprender?

En España cada vez más personas se animan a emprender. La tasa de actividad emprendedora en el país creció un...

Te informamos