Formación. Instituto de Emprendimiento Avanzado

¿Cuáles son las mejores estrategias de Emprendimiento empresarial?

Emprendimiento empresarial

El camino del emprendimiento empresarial está sembrado de obstáculos. No basta con tener una buena idea, es necesario evaluar su viabilidad y llevarla a la práctica con éxito. El mapa del emprendimiento español mostró que el año pasado el 55% de las startups fracasaron, lo cual significa que más de la mitad de las iniciativas de negocio no se convierten en empresas sólidas. Por tanto, si estás pensando en montar un negocio, es mejor que tengas claro qué estrategias de emprendimiento empresarial funcionan.

¿Qué es el emprendimiento empresarial?

El emprendimiento empresarial no implica únicamente abrir una actividad por tu cuenta, se trata de convertir una idea en un negocio exitoso que enamore a los consumidores y se haga un espacio en el mercado. El emprendimiento empresarial implica, por tanto, ser capaces de innovar, ya sea en términos de productos o servicios, y estar dispuestos a asumir el riesgo que conlleva esa nueva visión.

¿Cuáles son las estrategias de emprendimiento imprescindibles para tener éxito?

Emprender desde la pasión.

La formación en emprendimiento es fundamental para que un negocio tenga éxito, pero los grandes emprendedores coinciden en que no basta, es necesario cultivar la pasión. Ni siquiera el talento es suficiente, el emprendedor debe tener una motivación intrínseca que le permita perseverar allí donde otros abandonan. Esa pasión le permite mantenerse enfocado en su objetivo y sacrificarse por el proyecto.

Analizar la competencia.

Antes de poner en marcha la aventura empresarial, es imprescindible analizar a la competencia. Por muy novedosa, diferente y disruptiva que sea tu idea, es probable que alguien más esté realizando algo similar. Como emprendedor necesitas saber qué están ofreciendo tus competidores. Descompón el sector en tantas variables como sea posible para saber cómo está trabajando la competencia. No se trata de copiarles sino de detectar nichos descuidados o necesidades insatisfechas que te permitan ofrecer un producto o servicio mejor.

Abrazar la innovación.

La innovación es una estrategia de emprendimiento básica. Los negocios que no innovan se quedan anclados en el pasado y, tarde o temprano, fracasan. Los emprendedores exitosos potencian una cultura de intraemprendimiento que les permite innovar en los productos, servicios o sistemas. También tienen una visión a largo plazo que les ayuda a comprender cómo las novedades de otros sectores se pueden aplicar en su negocio para que este sea más eficiente y competitivo.

 

Centrarse en las tareas esenciales.

Si tienes más de tres prioridades, no tienes prioridades”, dijo Maggie Fox, emprendedora y CEO de Social Media Group. Por desgracia, uno de los errores de emprendimiento más comunes y nefastos es no saber priorizar. Los emprendedores exitosos, al contrario, se enfocan en las actividades vitales para el funcionamiento de su negocio. Saben delegar y establecen alianzas estratégicas con otras empresas que satisfagan sus necesidades de infraestructura, tecnología, administración, fabricación, marketing o logística. Así pueden dedicarse a consolidar y hacer crecer un negocio flexible, rentable y fácilmente escalable.

 

Buscar la financiación correcta en el momento correcto.

La financiación es clave para todo proyecto de emprendimiento empresarial. La autofinanciación te permitirá mantener la propiedad del negocio, pero si tienes un proyecto muy ambicioso tendrás que recurrir a inversores externos. La elección de la fuente de financiación puede ser decisiva para el éxito de tu negocio pues unos intereses demasiado elevados o a un plazo de amortización muy corto pueden ponerte al borde de la quiebra. Por eso debes evaluar detenidamente cuánto capital necesitas, cómo planeas recuperar esa inversión y qué fuente de financiación es más conveniente.

Formar un buen equipo de trabajo.

El único valor vital que tiene una empresa es la experiencia, habilidades, innovación y conocimientos de sus empleados”, dijo Leif Edvinsson, consultor organizacional. Las mejores estrategias de emprendimiento empresarial caerán en saco roto si no cuentas con un buen equipo de trabajo. Por tanto, asegúrate de contratar a personas talentosas y comprometidas, así como de fomentar el trabajo en equipo y dejarles libertad para que puedan innovar y aportar auténtico valor a tu empresa.

 

Aprender a delegar

Aprender a delegar: Asignatura pendiente de emprendedores

La flexibilidad que implica dirigir un proyecto propio es una de las principales razones por la que los españoles deciden...

Ética emrpesarial

Ética empresarial, ¿cómo es tu empresa?

“La ética es la actividad del hombre dirigida a garantizar la perfección interna de su propia personalidad”, dijo el filósofo...

Dropshipping

Dropshipping: La manera fácil de emprender

Si estás pensando en montar un negocio, el modelo de dropshipping es una de las vías más sencillas para emprender....

Te informamos