Formación. Instituto de Emprendimiento Avanzado

Siete pasos para redactar un proyecto empresarial

Cómo redactar un proyecto empresarial

Para emprender un negocio no basta con tener una buena idea, es necesario planificar su puesta en marcha para que no se queden cabos sueltos que luego hagan peligrar la empresa. Necesitas contar con un proyecto empresarial que te permita clarificar los objetivos de negocio y los pasos a seguir para lograr que esa idea se materialice y sea rentable.

¿Qué es un proyecto empresarial?

El proyecto empresarial, también denominado plan de negocios, es un documento en el que se recogen los objetivos y estrategias necesarios para que la empresa alcance cierta rentabilidad. En un primer momento permite evaluar la viabilidad de una idea de negocio y, una vez que la empresa se ha puesto en marcha, se convierte en un instrumento de seguimiento y control para que el proyecto no se aleje demasiado de la visión original y los objetivos planteados.

¿Para qué sirve un proyecto empresarial?

  • Valorar la viabilidad del proyecto. Una buena idea de negocio no solo es innovadora, también debe ser rentable. El proyecto de empresa te permitirá valorar la viabilidad de tu idea. Con un estudio de mercado podrás medir el impacto del producto o servicio que pretendes lanzar, analizar a la competencia y saber si el precio te deja un margen de ganancia neta interesante.
  • Administrar los recursos de forma más eficiente. El proyecto de empresa te ayudará a mantenerte enfocado en los objetivos de negocio, de manera que puedas distribuir los recursos de forma más eficiente. También te permitirá planificar las tareas cotidianas de la empresa y evaluar su cumplimiento, para que puedas emprender acciones correctoras a tiempo.
  • Obtener financiamiento. El plan de negocios es la tarjeta de presentación de tu empresa que te servirá para atraer a inversores o socios potenciales que compartan tu visión. Un buen proyecto empresarial demuestra tu capacidad para planificar y gestionar un negocio, lo cual transmite confianza y seguridad a los inversores.

¿Cómo crear un proyecto empresarial?

  1. Resumen ejecutivo. Realiza un resumen, que no supere las dos páginas, de todo el proyecto empresarial. Debes reflejar desde la visión de la empresa y sus objetivos hasta el modelo de negocio, sus necesidades financieras, los clientes potenciales y, por supuesto, un análisis del mercado y los productos o servicios que ofrecerás.
  2. Datos del proyecto. Identifica el proyecto indicando su nombre, ubicación y forma jurídica. No olvides reflejar quiénes son las personas que están al frente del mismo y cuáles son los objetivos de negocios. Es conveniente que incluyas un análisis DAFO que brinde una idea de la posición de la empresa en el mercado.
  3. Plan de marketing. La estrategia de marketing es esencial para cualquier negocio, por lo que en el proyecto empresarial debes dejar claro quién es tu target y analizar la competencia. También es importante especificar el pasillo de precios para los productos o servicios, así como la previsión de ventas. Señala qué canales de distribución usarás y cuál es la estrategia publicitaria que seguirás.
  4. Plan de producción. Resume la logística de la empresa, incluyendo información sobre el proceso de producción y qué medios necesitarás. No olvides hacer referencia a posibles proveedores, así como a la infraestructura imprescindible para llevar adelante el negocio.
  5. Plan de recursos humanos. Señala los recursos humanos que necesitas para poner en marcha tu plan de negocios. Indica quién conformará el equipo directivo e incluye una descripción de los puestos de trabajo, el proceso de selección de personal y detalles sobre las condiciones laborales como los tipos de contrato, si se trabajará por turnos, y los salarios.
  6. Plan financiero. En el proyecto de empresa debes señalar la inversión inicial necesaria, que se calcula teniendo en cuenta los costes de producción, en recursos humanos y marketing. También debes indicar los activos fijos, si existen deudas y la proyección económica de la empresa a tres o cinco años. No olvides reflejar las fuentes de financiación del negocio.
  7. Plan jurídico y de contingencias. El proyecto empresarial debe hacer referencia a los aspectos legales y fiscales que regulan la puesta en marcha y el funcionamiento del negocio, desde las licencias que debes solicitar hasta su forma de tributación. También debes incluir un plan de contingencias para los escenarios menos favorables en el que indiques medidas concretas.

Con este Máster de Marketing para emprendedores podrás aprender a realizar tu propio proyecto empresarial, diseñar una estrategia de expansión de negocios y conocer las principales fuentes de financiación para que puedas poner en marcha tu empresa.

Participación solidaria del IEA en el X Torneo de Golf adEla

El pasado 13 de junio participamos en el X Torneo de Golf de ADELA, cuyo objetivo es recaudar fondos para...

Mesas Redondas Experienciales. Curso de Formación para Concejales y Concejalas electos

El viernes 21 de junio, desarrollamos la primera Mesa Redonda Experiencial, correspondiente al “Curso de Formación para Concejales y Concejalas...

Te informamos

Call Now Button