Gestión de Empresas. Instituto de Emprendimiento Avanzado

gestion-de-empresas |  |  IE Avanzado
10 septiembre, 2018 |

Siete pasos para montar un negocio exitoso

Cómo montar un negocio exitoso

Emprender un negocio en solitario no es fácil, aún más difícil es lograr que se mantenga a flote y sea rentable. Según el Mapa del Emprendimiento en España, el 55 % de las startups puestas en marcha en 2017 fracasó. La buena noticia es que también se aprecia la tendencia a una mayor madurez en el proyecto y que si los emprendedores “hacen los deberes” tendrán mayores probabilidades de montar un negocio exitoso.

¿Cómo emprender un negocio?

1. Elije un mercado y segméntalo.

El primer paso para montar un negocio consiste en determinar el sector del mercado en el que incursionarás. Calcula el tamaño del mercado total disponible para que te hagas una idea de las ganancias que tendrías si pudieras abarcar el 100 % de la cuota de mercado. Elige un segmento de ese sector en el que te sientas cómodo y donde puedas aportar un valor único pues es probable que al inicio no dispongas de grandes recursos y tengas que concentrarlos en un nicho específico. Recuerda que el mercado no puede ser tan pequeño que limite el crecimiento de tu negocio pero tampoco conviene abarcar demasiado.

2. Perfila a tu prospecto.

Muchos negocios han fracasado porque se han centrado demasiado en el producto olvidando a los consumidores. Para emprender un negocio debes tener claro cuál es el perfil de tu cliente ideal, lo que se conoce como prospecto. Cuanto más clara sea esa imagen, mejor podrás satisfacer sus necesidades, por lo que no solo debes tener en cuenta los datos demográficos sino también sus hábitos de compra, intereses y necesidades. Es probable que, con vistas al marketing, debas esbozar diferentes perfiles de prospectos, los cuales te servirán para trazar estrategias más específicas.

3. Determina tu propuesta de valor única.

En un mercado tan saturado como el actual, es difícil crear productos o servicios totalmente originales, por lo que la propuesta de valor única es lo que te diferenciará de la competencia. Piensa en lo que te hace único y el motivo por el que el prospecto elegiría tu producto o servicio. Analiza los nichos que tus competidores han descuidado e intenta suplir una carencia del prospecto. Recuerda que el objetivo no es captar a todos sino enamorar a algunos, de manera que puedas convertirte en una love branding. El próximo paso es asegurarte de que el prospecto tiene claro ese valor. Debes fijar tu posición competitiva determinando los beneficios que aportas según las prioridades del prospecto. Un producto puede ser genial, pero si los consumidores no lo contemplan dentro de sus prioridades será difícil venderlo.

4. Analiza el proceso de toma de decisiones y adquisición del prospecto.

Para emprender un negocio debes saber quiénes son las personas involucradas en el proceso de compra de tu producto o servicio, así como aquellas que influyen sobre esa decisión ya que estos detalles determinarán el Coste de Adquisición del Cliente y te permitirán diseñar un plan de marketing más eficaz. También debes identificar el ciclo de ventas con el objetivo de simplificarlo y eliminar posibles obstáculos. Por ejemplo, este informe desvela que un menor número de clics reduce la tasa de abandono e incrementa las conversiones. Un proceso de compras de más de cinco pasos tiene el efecto contrario y hace que las personas abandonen el carrito.

5. Diseña tu modelo de negocio.

Un buen modelo de negocio puede llevarte al éxito o hacer que la actividad fracase. Existen diferentes modelos, desde la venta directa hasta el freemium o la subscripción, debes analizar cuál se adapta mejor a los servicios o productos que ofreces y a tu target. También debes clarificar tu visión de negocio y asegurarte de que tu equipo la comparte. Recuerda que determinar tus objetivos de antemano te permitirá destinar los recursos a las actividades realmente importantes que harán crecer la empresa.

6. Establece tu política de precios.

 Pequeños cambios en el precio de un producto pueden tener un impacto enorme sobre la rentabilidad de tu negocio, por lo que es importante que fijes un precio inicial. También debes determinar cuál es el producto mínimo viable para tu empresa, ese que vas a usar para saber si el cliente está dispuesto a pagar lo que pides. Como montar un negocio siempre implica cierto nivel de riesgo, con este paso podrás aumentar las probabilidades de éxito pues te alejarás de la improvisación y la mera confianza para entrar en el terreno de los datos cuantificables.

7. Proyecta tu estrategia de marketing.

Para vender tu producto o servicio necesitas llegar a tu prospecto, por lo que tendrás que diseñar un plan de marketing. Se trata de un documento en el que definirás aquellos objetivos, estrategias y planes de acción que te permitirán cumplir tus objetivos de negocios, llegar a tu target e incrementar las ventas. También debes precisar los canales de comunicación fundamentales, el presupuesto para la publicidad y el ROI que esperas obtener. Y no olvides definir las variables que utilizarás para medir los resultados de cada campaña de marketing.

 

 

Fuentes de financiación de una empresa

Principales fuentes de financiación de una empresa

La liquidez es el oxígeno de la empresa. Cuando escasea el dinero y no se tiene acceso a fuentes de...

Capital mínimo de Sociedad Limitada

¿Cuál es el capital mínimo de una Sociedad Limitada?

Las sociedades limitadas son la forma jurídica más común con la que se constituyen las empresas en España. En 2017,...

Máster en Finanzas para Emprendedores

¿Por qué estudiar un Máster en finanzas si estás decidido a emprender?

En España cada vez más personas se animan a emprender. La tasa de actividad emprendedora en el país creció un...

Te informamos